Lo Último

domingo, 29 de julio de 2018

Cancelar Fideicomisos…

Una no puede sustraerse a reflexionar sobre algunos asuntos que considero de altísima importancia visibilizar, por la enorme importancia que representa observar las reacciones de quien llevará las riendas de este nuestro país a partir del 1 de diciembre próximo Andrés Manuel López Obrador, por seis años.
Para dar contexto, es importante recordar -como todas/os sabemos y en muchos lugares seguimos padeciendo- que el sismo del 19 de septiembre del año pasado provocó graves daños. Los trabajos de reconstrucción requerían entonces -y ahora- de una gran cantidad  de recursos económicos. Algunos partidos políticos se solidarizaron, -eran tiempos de campaña- y devolvieron parte de los recursos públicos producto de prerrogativas que les  otorga la ley, a manera de sumarse al apoyo de los damnificados.
Recuerdo que el PRI por ejemplo, regresó las prerrogativas públicas que recibiría de los meses restantes de 2017 (2ª quincena de septiembre, octubre, noviembre y diciembre). Y  MORENA, como en los últimos 12 años en voz de Andrés Manuel López Obrador, -quien para entonces ya era el candidato a la Presidencia de la República- a pregunta expresa señaló por enésima vez su falta de confianza a la “mafia del poder” para entregar recursos, ya que dudaba que llegaran a los damnificados, decidió por ello otorgar directamente las ayudas, vía la creación de un Fideicomiso que denominaron “Por los demás” señalando -en aquél momento- que su partido político (MORENA) donaría -a manera de aportación- el 50% de sus prerrogativas públicas.
Muchas, muchos, hemos comentado frecuentemente que “percepción es realidad”.
Aunque sigo creyendo en esto, en los últimos días, pareciera que ya no es así, me explico:
Hace algunas semanas vivimos un proceso electoral con una altísima participación ciudadana solo comparada con una elección del siglo pasado. Ello habla, de la confianza ciudadana a una de las Instituciones fundadas justamente para fortalecer la democracia electoral y garantizar el ejercicio de los derechos político-electorales de la ciudadana, basados en sus Principios rectores, de legalidad, certeza, imparcialidad, objetividad, independencia y máxima publicidad: el Instituto Nacional Electoral (INE); incluso al triunfo contundente de Andrés Manuel López Obrador, en los días subsecuentes al día de la jornada electoral, se leían loas para esta Institución y quienes fungieron como autoridades
electorales, por haberse mantenido dentro de la legalidad, por parte del mismo candidato triunfador, seguido de las personas afines a este proyecto. La percepción se tradujo en la realidad.
Sin embargo, hace apenas unos días, esta misma Institución aprobó una sanción económica a MORENA, fundamentada en que el Fideicomiso “Por los demás” creado con motivo del apoyo a damnificados del sismo no fue reportado a esta Institución. La percepción positiva, fue modificada de tajo. Ahora el INE es catalogado, como una institución que hace uso de la “venganza”.
Más llamó mi atención, la defensa que asumió quien es el “ya casi” Presidente Electo de México Andrés Manuel López Obrador, -el plazo máximo para entregarle la Constancia de Mayoría que lo acredite como Presidente Electo, es el 5 de septiembre, aunque se ha declarado que podría adelantarse la entrega, si las resoluciones a las diversas impugnaciones concluyeran antes- porque la percepción que tenemos todas/os los mexicanos es que durante su gobierno se va a “acabar con fueros y privilegios” y se va a “eliminar la corrupción y la impunidad.” Habrá pues que empezar, porque él sabe, que su partido político MORENA debió haber entregado información al INE por la creación del
Fideicomiso, más aún -dicho por él mismo- creado con el 50% de recursos provenientes de prerrogativas públicas (recursos públicos) y de donaciones privadas que tienen que transparentarse, a efecto, de prevenir conductas contrarias a la normatividad en materia de financiamiento y fiscalización. No olvidar que en ese momento estábamos inmersos ya en una campaña política. Lo comento además, porque él no es el Presidente en funciones
del partido político sancionado.
De ahí que me pregunto ¿Por qué Andrés Manuel López Obrador asume de facto la defensa de un tema que debiera ser abordado en su totalidad por las autoridades de su partido político? ¿Por qué fomentar el encono en contra de una Institución a la que hasta hace unos días aplaudían por su desempeño y su legalidad, cuando lo que está haciendo es asumir justamente una de sus facultades? ¿Por qué no dejar que sea MORENA el que siga los cauces jurídicos y que sean las autoridades las que resuelvan si hubo o no por parte de ese partido político un uso ilegal de los recursos públicos y privados que manejó este Fideicomiso?
Si no hay nada que ocultar, si como él mismo aseguró y acusó, que la sanción es de “mala fe” y es una “actitud facciosa de la Institución” ¿Por qué no permitir que se vaya al fondo de la investigación? No olvidar que ya tuvimos experiencias como el caso que nos ocupa y que tal si resulta que entra en el supuesto de un probable financiamiento paralelo a un partido político, lo que sería ilegal.
La reacción del candidato a Presidente de la República ya Electo ante la sanción del INE a MORENA, me recordó el ensayo de Alberto Fernández -recomiendo su lectura- en el que aborda los “privilegios de la negación plausible” concepto que en muchos casos y diferentes momentos ha incurrido López Obrador ante “manejos financieros oscuros” (Letras Libres, 20/07/2018).
Urgente por eso observar y hacer visible que se está confundiendo. La campaña política concluyó, no es más candidato, tampoco es, Presidente de MORENA. Su papel en el ejercicio de gobierno cuando tome protesta del cargo, es diferente al que debe conducir su partido político ante la defensa de lo que puedan considerar sus dirigentes actuales -tal vez también piensen- que la sanción sea “una vil venganza del INE” o que “hubo complot en la Secretaria de Hacienda” en contra de MORENA.
Ahora entiendo por qué incluyó en el Punto 11 de sus “50 medidas de austeridad y combate a la corrupción: Cancelar Fideicomisos.”
Si percepción es realidad, con ello tácitamente estaba reconociendo que este tipo de actos jurídicos bilaterales basados en la confianza; también y muchas veces, pueden ser usados para actos ilegales, aunque las causas que lo originan sean muy nobles y que en muchos casos los Fideicomisos probablemente se crean con recursos cuya procedencia y manejo no es del todo clara o es ilegal. Qué bueno que a partir del 1 de diciembre se van a cancelar.
“Eliminemos la corrupción y la impunidad en México” “Al margen de la ley nada. Por encima de ella nadie” “Amor y Paz”

lunes, 16 de julio de 2018

MORENA.

Han pasado dos semanas de la victoria contundente de Andrés Manuel López Obrador que contará con una cómoda mayoría en el Congreso de la Unión y en la mayoría de los Congresos del Estados y Presidencias Municipales que tuvieron elección.
El Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), se ha convertido en la principal fuerza política. Así fue mandatado por el voto ciudadano el pasado 1 de julio. Desde entonces, hemos venido escuchando la serie de propuestas que ha venido presentando el Candidato a Presidente de la República Electo, así como observado el manejo mediático que ha tenido.
Ayer mismo, presentaba las “50 medidas de austeridad y combate a la corrupción” que se aplicarán a partir del 1 de diciembre.
Los resultados del 1 de julio obligan al Partido revolucionario Institucional (PRI) a llevar a cabo un período de análisis, reflexión y autocrítica. Período que ha iniciado. En todos los estados de la República se están ya realizando estos ejercicios, cada cual, de manera diferenciada por las diversas características políticas que tiene cada uno.
El objetivo es hacer un balance serio, recapitular mediante ejercicios serenos de revisión de resultados, del estudio de las razones del voto, de la nueva redistribución del poder que tendremos y los problemas estructurales, que deberemos abanderar, para estar en posibilidad de impulsar renovaciones internas y reconstruirnos como partido político; fundamentalmente, -y me parece lo más importante- para entender con claridad y saber traducir la lección que nos dieron el 63.33% de ciudadanos/as que emitieron su voto,
97.2% de los cuales, válidos.
Sin descuidar como partido, la responsabilidad de atender y representar a esos 9 millones 289 mil 853 votos ciudadanos en el país, y en Puebla específicamente, los más de 500 mil votos que obtuvimos agradeciendo su confianza.
Este análisis, no solamente lo tendrá que hacer el Partido Revolucionario Institucional (PRI), seguramente todos los partidos políticos harán lo propio.

Sostengo que obligadamente lo tendrá que hacer también el partido triunfador:
Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA).
Lo comento ya que dicho partido es relativamente nuevo, obtuvo su registro apenas hace cuatro años y por primera vez asumirá como partido, la Presidencia de la República.
¿Cuál será el comportamiento de MORENA como partido político en el gobierno?
¿Cómo se conducirá? ¿Será que todos sus miembros hombres y mujeres, cumplan con lo que se está comprometiendo su líder máximo? Sin duda el análisis y reflexión incluye también al partido político triunfador que pronto será partido en el gobierno.
Nadie en su sano juicio puede estar en contra de que al país le vaya muy bien. Los resultados obtenidos configuran un nuevo escenario político en el país, justamente por eso, me alegra mucho saber que poco a poco la brecha histórica de género en el Congreso de la Unión se va reduciendo y nos acercamos a la representación paritaria. La próxima Legislatura en la Cámara de Diputados/as 2018-2021 (LXIV) tendrá 246 mujeres y 254 hombres, la Cámara de Senadores/as tendrá 65 mujeres y 63 hombres (INE, 2018).
En Puebla todavía deberemos esperar resolutivo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación donde seguramente terminará el proceso de impugnación de la elección a la gubernatura, para conocer resultados. Pero es muy importante visibilizar que en el Congreso poblano, esa brecha de género se reduce sustancialmente, será casi paritaria, 21
hombres y 20 mujeres y en los municipios avanzamos, 41 mujeres serán Presidentas Municipales.
Desde este espacio y a reserva de hacerlo personalmente en el momento procesal oportuno, convoco a las 20 mujeres legisladoras de Puebla, a sumarnos al impulso de una Agenda de Género, para ir juntas en los temas que nos son comunes y que nos permita sacar adelante diferentes reformas pendientes que beneficien a las mujeres poblanas.
Para ambos casos lo federal y lo estatal, el reto es hacer efectiva esa paridad logrando presidir Comisiones importantes, mesas directivas y coordinar grupos parlamentarios. Y es de los partidos políticos, deberemos atender -en la postulación de candidaturas de mujeres- no solo lo cuantitativo, sino también impulsar lo cualitativo.
Esperemos a conocer las reformas totales previstas a la Constitución General de la República, a la Ley de la Administración Federal y a la normativa federal, que se traduce de las directrices que está dando el futuro Presidente de la República, para conocer cómo evitarán la concentración de facultades, el respeto a derechos adquiridos, cómo han previsto la problemática laboral que se origine, cómo implementarán acciones en los estados de la República a donde se trasladarán dependencias, en fin, esto está iniciando.
Muchos análisis más habrá que construirse para intentar establecer algunas hipótesis sobre este avasallador triunfo y las razones que tuvieron los votantes para apoyar a Andrés Manuel López Obrador, lo que provocó -sin duda- la cascada de votos para MORENA. Por el bien del país deseo que todas y todos los triunfadores de MORENA en todos los niveles de elección, asuman su responsabilidad.

martes, 26 de junio de 2018

A decidir

Justo es lo que el próximo domingo 1 de julio durante la jornada electoral, habremos de hacer a partir de las 8 de la mañana y hasta las 6 de la tarde quienes tenemos credencial electoral vigente.
El miércoles concluirán las campañas políticas e iniciará un período de “silencio” para razonar y decidir nuestro voto.
Los estudiosos de la ciencia política y de otras disciplinas han realizado una serie de estudios para explicar motivaciones de votantes, razones, sinrazones, filias y fobias, conductas del comportamiento electoral, señalando que el voto tiene una naturaleza multifactorial.
José Antonio Crespo escribía recientemente “que aún los votantes que razonan el voto, son proclives a hacerlo de manera emocional” (El Universal 19 /02/2018).
Justamente por ello y como nadie podrá negar que estas campañas políticas han generado una peligrosa polarización, es obligado hacer una revisión responsable de todos y todas las candidatas que hoy compiten por un cargo de elección popular, es tiempo de identificarlos con mucho cuidado, casi “con lupa” para razonar y decidir por quien votaremos el próximo domingo.
Partir de la información que obtuvimos durante las campañas, -propuestas viables, proyectos responsables- considerar las plataformas que impulsaron los/as candidatos y hasta evaluar la congruencia, honestidad, honorabilidad, capacidad, inteligencia, experiencia de cada uno/a.

Se requiere pensar ¿Qué destino les estaremos construyendo a nuestros hijos/as, nietos/as, a nuestras familias, a nosotros /as mismas al depositar nuestro voto? ¿Qué queremos para nuestro país, para nuestros Estados y nuestros Municipios y para nosotros mismos los próximos 6 o 3 años?  ¿Quién nos hizo sentir confianza, certeza, seguridad? Y sufragar el domingo 1 de julio no solo por quien nos haya ofrecido el mejor programa de gobierno, sino por quien pueda desarrollarlo.
Si una aspiración es que el “Voto razonado vincule medios y fines” me parece que en el contexto electoral actual a seis días de la elección, es necesario razonar las ventajas, desventajas, beneficios y fundamentalmente los riesgos que corremos al tomar la decisión.
Deberemos pues, -como lo plantea la teoría racional en el ejercicio del voto razonado o correcto, (Lau y Redlawsk y Niemi y Weisberg, 2001)-  evaluar las diferentes opciones políticas, y orientar nuestro voto, de acuerdo a los intereses que están en juego en esta elección. Y al provocarse este escenario de alta polarización electoral, se hace necesario además, llamar a ejercer un voto útil.  

Dar utilidad a nuestro voto evitará el riesgo  de un futuro no deseable para nuestro país.

Esta elección, nos ha obligado a visibilizar la importancia y la necesidad urgente de saber elegir, también, el valor que tiene decidir la orientación de nuestro voto; por ello,  al emitir nuestro voto el domingo, pensemos también, que quien gane la Presidencia de la República, y todos los cargos de elección popular por los que están compitiendo, asumirán la compleja tarea de reconciliar al país.

Estamos a tiempo para tomar la mejor decisión.

Yo l@s invito a votar por el PRI.

@rgolmedo
Palabra de Mujer Atlixco

rociogarciaolmedo.blogspot.mx